Historia y cultura

Historia de las islas maltesas

La historia de Malta es muy larga y rica, aproximadamente 7000 años.

Las Islas tuvieron un periodo dorado en el Neolítico que puede contemplarse en los restos de sus misteriosos templos megalíticos dedicados a la diosa de la fertilidad. Posteriormente, los fenicios, los cartagineses, los romanos y los bizantinos dejaron su huella en las Islas.

En el año 60 después de Cristo, San Pablo naufragó en la isla de Malta cuando estaba de camino a Roma e introdujo el Cristianismo en Malta. Los árabes conquistaron las islas en el año 870 después de Cristo y dejaron una importante impronta en el idioma de los malteses. Hasta 1530 Malta fue una extensión de Sicilia: los Normandos, los Aragoneses y otros conquistadores que gobernaron en Sicilia también gobernaron las Islas Maltesas. Fue Carlos V quien legó Malta a la Soberana Orden Militar de San Juan de Jerusalén, que gobernó en Malta desde 1530 hasta 1798. Los Caballeros de dicha Orden llevaron a Malta a una nueva edad de oro convirtiéndola en un actor clave en la arena cultural europea durante los siglos XVII y XVIII. Las corrientes artísticas y culturales de las islas recibieron una injección con la presencia de artistas de la talla de Caravaggio, Mattia Preti y Favray (entre muchos otros), que, por encargo de los Caballeros, embellecieron iglesias, palacios y albergues.

En 1798 Bonaparte, durante su viaje Egipto, arrebató Malta a los Caballeros. La presencia francesa en las islas no duró mucho ya que los ingleses, que fueron llamados por los malteses para que les ayudasen a luchar contra los franceses, bloquearon las islas en 1800.

El dominio de los ingleses en Malta duró hasta 1964 cuando Malta obtuvo su independencia. Los Malteses adoptaron el sistema británico de administración, educación y legislación. Malta se convirtió en República en 1974 y en estado miembro de la Unión Europea en mayo de 2004.

Cultura

Con 7.000 años de historia, las Islas Maltesas están totalmente impregnadas de cultura y patrimonio. Este legado, único en el Mediterráneo, se refleja en la arquitectura nacional y en las colecciones del país. Hay muchas áreas del patrimonio y de la cultura por descubrir -el Grandmasters' Palace, obra maestra del siglo XVI, que actualmente es el Parlamento; la "Sacra Infermeria", que actualmente es un centro de conferencias totalmente equipado; el Centro para la Creatividad de St. James, una fortificación magníficamente restaurada donde las obras de arte contemporáneo se exhiben en las paredes originales de textura gruesa y en espacios redescubiertos. Con estos edificios, el pasado y el presente se mezclan en una muestra imperecedera y admirable del arte de vivir.


Teatro y música son también muy populares en las Islas. Una variedad de teatros - incluyendo Manoel Theatre de La Valeta y dos teatros de ópera en Victoria (Gozo ) - , así como varios lugares al aire libre ofrecen una amplia selección de obras de teatro , musicales , óperas y conciertos. Siempre hay algo que hacer en las islas maltesas.